Buscar
  • Dra. Elisa Blanco

El ictus: el enemigo que más mujeres mata

Actualizado: 30 de oct de 2019


A pesar de los estragos que causa en la población, aproximadamente la mitad de los pacientes no sigue las recomendaciones generales sobre hábitos de vida cerebrosaludables. «Y aunque estos mejoran tras el ictus, hasta uno de cada tres sigue sin seguir las recomendaciones», apunta Leciñana. La buena noticia es que el deterioro del cerebro, y con ello los accidentes cerebrovasculares, se puede prevenir. José Miguel Láinez, vicepresidente de la citada sociedad de Neurología, aporta un dato al respecto: «Si controlas el 100% de los factores de riesgo, puedes reducir en un 50% el daño». En este caso habla tanto de la atrofia que puede sufrir el cerebro con la edad, si no se mantiene una vida intelectual y físicamente activa, así como del riesgo vascular, directamente relacionado con el ictus. Está demostrado que la aparición de los daños propios de la edad pueden retrasarse. Ahora bien: hay que actuar pronto. «Hay que mejorar los hábitos en las etapas medias de la vida. A partir de los 40 años», apunta Portilla. Aunque la media de edad de los paciente registrados es de 65 años, los expertos recuerdan que las personas jóvenes no están tampoco libres de padecer un ictus. La encuesta sobre el conocimiento general de la población afectada por la enfermedad arroja otro dato muy revelador para entender el trabajo que queda por hacer: «Sólo un 66% de los encuestados llamaría al 112 ante los síntomas de un ictus y sólo un 11% sabría identificar cuáles son».


#medicina #doctores #salud

12 vistas

Rúa de Rosalía de Castro, 41 A, 36201 Vigo, Pontevedra, España

+34 986 22 59 43

  • Facebook